Gabriel Teran Ruiz

Nacido en Reinosa (Cantabria) en 1958, ha residido toda su vida en la ciudad de Santander y alrededores. Estudió en el colegio Padres Escolapios de más de 600 alumnos, hasta que fue expulsado por hacer preguntas incómodas, sobre todo en clase de religión.

A los doce años ya leía los clásicos y otros innumerables libros que llenaban las estanterías de la casa de sus padres mientras disfrutaba de sus dos pasiones de entonces: la pesca submarina y la de río. El servicio militar en África le sirvió para leer 300 libros más y aplacar la soberbia de su juventud.

Tiene una hija, Tamara, su gran maestra. A los veintisiete años tenía su propia empresa de venta de muebles para, más tarde, convertirla en una fábrica de banderas. Con Isaac Asimov se inició en la lectura de la ciencia ficción, devorando todo lo que se ha publicado sobre este género.

Practica kárate, montaña, esquí, submarinismo y golf. Ha viajado una media de cuarenta días al año por más de veinticinco países y realizado cursos de control mental, meditación, chamanismo, reiki, danza y filosofía sufí, sexo tántrico, filosofía budista, constelaciones familiares, etc. Todo ello para reconocerse como aprendiz y disfrutador de todo.